iqpa1.jpg

Rufino Orejas: "La transición energética debe hacerse con mucha responsabilidad"

El presidente de Química del Nalón, que augura otro buen ejercicio para la compañía, pide una política industrial que preserve el empleo y la actividad

Rufino Orejas, presidente de Química del Nalón y del grupo Orejas, se unió ayer a las voces que desde los ámbitos empresarial, sindical, político y ciudadano demandan que el proceso de descarbonización de la economía no dañe el núcleo fabril de Asturias. "La transición energética tiene que hacerse con mucha responsabilidad, garantizando que se mantengan la actividad y los empleos y sin que suban los precios de la energía", señaló el tercer presidente del negocio carboquímico que fundó su abuelo, Francisco Orejas Castañón, en 1943, y que su padre, Luis Orejas Canseco, pilotó durante cincuenta años.

Química del Nalón puso fin ayer a las conmemoraciones de su 75º. aniversario con un acto en Oviedo que vino a ser un alegato en favor del papel de la industria en el progreso de Asturias y de la investigación y la innovación como palancas para preservar su capacidad de competir en el mercado global. "Tenemos que procurar que la competencia en ese mercado sea lo más justa posible; hay competidores que tienen menores costes laborales, energéticos y medioambientales; para hacerles frente necesitaremos nuevas inversiones y también el compromiso y el apoyo de las instituciones", expuso Rufino Orejas ante un público formado principalmente por empresarios y representantes institucionales, entre ellos el consejero de Industria y Empleo del Principado, Isaac Pola, y los alcaldes de Oviedo, Wenceslao López, y de Langreo, Jesús Sánchez, concejos donde Química del Nalón tiene sus dos centros de producción: la planta de coque siderúrgico de Ciaño y la fábrica de naftalinas, "negro de humo" y otras elaboraciones carboquímicas de Trubia.

La empresa, brazo industrial del grupo de empresas de la familia Orejas en cuya cúspide está la sociedad "holding" Ibérica de Inversiones y Servicios (Iberinsa), ocupa de forma directa a 215 trabajadores y a 200 más a través de contratas. Factura por encima de 100 millones de euros al año y vende el 60% de su producción en unos 35 países extranjeros. "El año nos está yendo bien; es un ejercicio complicado por la enorme competencia, pero estamos muy bien posicionados en el mercado y a plena producción", respondió Rufino Orejas a los periodistas. ¿Cómo serán los próximos años? "No se puede aventurar, dependemos mucho de las variaciones en el precio de las materias primas. Tenemos que ir adaptándonos a los mercados", añadió.

Química del Nalón utiliza en sus procesos carbón y coque procedentes de EE UU y de otros países. Sus costes eléctricos están contenidos gracias a una instalación generadora propia que aprovecha los gases industriales de la fábrica de Ciaño, pero ello no resta inquietud a los Orejas ante los riesgos que podría entrañar para la industria asturiana una transición energética rápida, con un cierre acelerado de las térmicas y su posible impacto en los precios. "La descarbonización es una tendencia que habrá que ir abordando, pero estoy muy alineado con el presidente del Principado en el sentido de que se necesita una transición gradual", dijo el primer ejecutivo de Química del Nalón, remarcando su sintonía con Javier Fernández en el pulso que el Principado mantiene con las tesis de la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, partidaria de un despliegue raudo de las renovables y, por lo manifestado hasta el momento, de acortar la vida de las centrales carboneras.

"Hemos trabajado para estar en la vanguardia tecnológica", afirmó también Rufino Orejas sobre la política de innovación e investigación del grupo, con inversiones por valor de tres millones en el último lustro en ese capítulo. Y resumió así el que considera el secreto de los 75 años de Química del Nalón: "Pensar a medio y largo plazo, no en el beneficio inmediato; sólo así se consigue la longevidad".

rufino_orejas

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: La Nueva España. 06.10.2018 |

 

 

 

Centro Científico-Tecnológico · Campus de El Cristo · c/ Julián Claveria s/n. 33006 Oviedo · Tlf.: 660 34 90 88

© 2018 Todos los derechos reservados


 

 

Proyecto subvencionado por la Unión Europea e IDEPA : Metodología para la elaboración de auditorías energéticas en la industria de procesos. Experiencias y buenas prácticas
Objetivo: Elaboración de una guía metodológica para la realización de auditorías energéticas que sirva de documento de referencia para el análisis de las medidas de ahorro energético en el sector industrial de la región. Acompañada de casos y ejemplos prácticos de las empresas del Clúster cuya experiencia y actuaciones servirán de modelo y guía para otras empresas.

proyecto subvencionado 2017

 

Nuestra página web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. Ver política de cookies