iqpa7.jpg

El poder desinfectante está en Sariego

Apoyada por el IDEPA y el FEDER, la empresa familiar Asturquimia ha diversificado su producción de lejías y detergentes y hoy es uno de los líderes nacionales del sector

UNEX el comercio

Marcada por su permanente reinversión, una conducta apasionada por el trabajo y la búsqueda de la excelencia diaria, la empresa Asturquimia, S. L. ha logrado posicionar sus marcas de detergentes blanqueadores y desinfectantes entre los cinco líderes del sector en el mercado nacional, con una cuota que alcanza el 20%. Su historia está ligada a la de una familia que reparte sus orígenes entre Oviedo y Cabranes, y a la de una tienda de ultramarinos ovetense de los años veinte. Su propietario, Carlos Préstamo Meana, fue quien detectó la gran aceptación de un producto novedoso en aquel entonces entre la clientela de su colmado. Se trataba de la lejía.

Hoy en día, la compañía, que tiene su planta industrial en el polígono industrial de Santianes, en el concejo de Sariego, en la que trabajan ya la cuarta y quinta generación familiar, cuenta con un amplísimo catálogo de productos (lejías y detergentes) que sigue creciendo gracias a su apuesta constante por la I+D.

Su capacidad inversora se refleja también en la evolución de esta empresa asturiana. Uno de sus últimos proyectos ha sido la ampliación de su capacidad de producción con envases del formato de cinco litros, con el objetivo de atender la demanda prevista. Para ello, Asturquimia adquirió maquinaria de soplados, moldes y nuevos equipos técnicos, y amplió también el centro de transformación y redistribución del cuadro de abastecimiento de energía eléctrica. Dicha iniciativa contó con el apoyo del Instituto de Desarrollo Económico del Principado (IDEPA) y del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

La empresa está dirigida por su administrador único, Eugenio Caravia, y su hijo, Luis Caravia, es director de Producción y Marketing. Ambos pertenecen a la cuarta y quinta generación, respectivamente. María José Izquierdo, esposa de Eugenio y madre de Luis, es la responsable de Recursos Humanos y Atención al Cliente. «¿La clave del éxito de Asturquimia? Trabajar y trabajar?», dice Luis Caravia sobre esta compañía asturiana que emplea a unos 40 trabajadores y cuyos productos están presentes en prácticamente todos los establecimientos de distribución del país. Su objetivo es, según apunta, «seguir creciendo en solitario». Y aunque la internacionalización «no es nuestra meta», la empresa realiza «puntualmente» contratos para distribuir sus productos en Portugal, Marruecos, Francia, Angola, México o Cuba.

Arraigo con Asturias

Lo que tienen muy claro en Asturquimia es su «arraigo y compromiso» con Asturias. «Por esa razón nunca nos planteamos salir del Principado», asegura Caravia.

Los comienzos de Asturquimia no fueron fáciles, al igual que la elaboración de la lejía, que en los años veinte suponía un duro proceso, debido a que las materias primas, el cloruro de cal y las salsosas, desprendían gases durante su mezcla y ésta requería de notables esfuerzos físicos en las diversas etapas que se realizaban manualmente.

El hipoclorito sódico vino a simplificar enormemente la fabricación de la lejía. Con el paso de los años se fueron comercializan soluciones más estables que favorecieron su presentación en el mercado. Poco a poco, este producto fue conquistando al público en los comercios.

La tercera generación familiar de Asturquimia se decidió a invertir en maquinaria para la elaboración de los envases plásticos, y en 1985, con la empresa en manos ya de la cuarta generación familiar, se trasladaron las instalaciones al polígono de Viella, en Siero. Dos años después, adquieren la empresa Quimiastur S.A., del mismo sector y propietaria de las prestigiosas marcas Unex y Unex-Neutrex, que ya comercializaba anteriormente su precursora, Química Santa Rita S.L.

Los años sucesivos fueron de gran evolución y desarrollo para Asturquimia, debido a la permanente reinversión y mejora en las diferentes presentaciones y envases, con unos estándares de calidad y eficacia incuestionables.

En el año 2007, la compañía se embarca en un nuevo proyecto de inversión al adquirir una parcela polígono de Santianes (Sariego), donde construye la 'actual planta a la que dota de nueva maquinaria para aumentar su productividad. También se preocupa de fabricar productos más respetuosos con el medio ambiente.

En los últimos años, Asturquimia ha venido desarrollando nuevos productos denominados potenciadores de los colores, derivados del agua oxigenada, y que han dado paso a otras nuevas aplicaciones para el lavado y desinfección de los textiles. Son los llamados agentes oxigenantes, que están en pleno desarrollo. El departamento de I+D de la compañía, formado por personal químico, se encarga de esta diversificación que mira hacia la higiene doméstica.

 

Fuente: El Comercio. Miércoles, 29 agosto 2018,

https://www.elcomercio.es/economia/empresas/poder-desinfectante-sariego-20180829002248-ntvo.html

 

Centro Científico-Tecnológico · Campus de El Cristo · c/ Julián Claveria s/n. 33006 Oviedo · Tlf.: 660 34 90 88

© 2018 Todos los derechos reservados


 

 

Proyecto subvencionado por la Unión Europea e IDEPA : Metodología para la elaboración de auditorías energéticas en la industria de procesos. Experiencias y buenas prácticas
Objetivo: Elaboración de una guía metodológica para la realización de auditorías energéticas que sirva de documento de referencia para el análisis de las medidas de ahorro energético en el sector industrial de la región. Acompañada de casos y ejemplos prácticos de las empresas del Clúster cuya experiencia y actuaciones servirán de modelo y guía para otras empresas.

proyecto subvencionado 2017

 

Nuestra página web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis. Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies. Ver política de cookies